¿Cómo poner precio correcto? Esta es una de las dudas más habituales entre los emprendedores y empresarios. Saber lo que tenemos que cobrar por un producto o servicio es sumamente importante para lograr nuestros objetivos económicos. Por este motivo, queremos enseñarte cómo poner el precio correcto a tu producto o servicio.

Antes de nada, establecer objetivos económicos

Antes de ponerte manos a la obra es fundamental que tengas claros tus objetivos anuales. Es decir, cuánto dinero quieres ganar al final de cada año. Solo de esta manera, podrás definir tus objetivos económicos mensuales. O lo que es lo mismo, cuánto dinero necesitas facturar al cabo de cada mes.
Partiendo de esta base es mucho más sencillo poder establecer un planning económico fácil de controlar, medir y evaluar.

Cómo poner precio a un servicio

En el caso de que tu empresa venda servicios tienes que pararte a pensar en cuánto cuesta tu talento y tu tiempo. En este sentido, el concepto tiempo engloba todo lo relacionado con la gestión de tu empresa. Es decir, con todo el trabajo que tienes que realizar para hacer que tu negocio funcione para llegar a tu objetivo económico anual:

  • Administración.
  • Atención al cliente.
  • Ejecución de los servicios.
  • Facturación.
  • Comunicación y publicidad.

Pasos a seguir

1.- Calcular gastos

Para establecer el precio correcto de tus servicios antes de nada tienes que considerar tus gastos (alquiler, sueldos, seguros, impuestos, etc) Esta cifra final serían los gastos fijos que tu negocio genera al cabo del mes.

2.- Calcular tu sueldo

A continuación, lo siguiente que tienes que calcular es tu propio sueldo. La cantidad de dinero que quieres ganar para poder vivir (hipoteca, colegio de los niños, alimentación, ocio, deudas, etc).
Una vez que tengas claro estos dos puntos realizamos una suma. El total de esa suma es la cantidad exacta que tiene que generar tu empresa al mes.

3.- Decidir cuántos días y horas quieres trabajar

En este apartado deberás establecer el número de días que vas a trabajar cada semana, si vas a respetar los días festivos o los fines de semana, así como las vacaciones que te gustaría coger a lo largo del año. Para completar este punto continuamos ahora calculando las horas que quieres trabajar por cada jornada laboral. Y multiplicamos los días que queremos trabajar al cabo del año por las horas de trabajo al día.
Para finalizar, realizamos una simple división:
Facturación bruta al año / total de horas de trabajo al año = precio por hora de trabajo

Cómo poner precio a un producto

La operación es bastante parecida. Necesitas volver a calcular tu objetivo económico anual, tus gastos, tu sueldo pero en este caso, además, tendrás que añadir los costes variables relacionados con los productos que tienes a la venta (gastos de producción) estableciendo así el margen de beneficio que deseas obtener con cada una de tus ventas. Es decir, el resultado final que obtenemos de restar los gastos fijos y variables del coste de un producto. Por último, no olvides calcular tu capacidad para vender.
La operación que necesitas realizar para poder poner precio a un producto es:
Número de conversiones x Número total de personas base de datos x Precio actual producto = Total de beneficios
Si esta cifra no cubre tu objetivo anual es cuando tienes que replantearte dos opciones:

  • Subir precios.
  • O mejorar tu marketing y departamento comercial.

Si tras llevar a cabo estos cálculos observas que estos precios resultantes no van a poder ser asumidos por tu audiencia es hora de preguntarse entonces: «¿Estoy trabajando en el nicho de mercado correcto para mis objetivos económicos?»

Deja un comentario